¿Cómo distinguir a un cerrajero profesional de un timador?

Últimamente, el sector de la cerrajería lamentablemente se ha visto perjudicado por los cerrajeros estafadores. Estos son trabajadores que fingen ser cerrajeros cuando reamente no lo son. El problema surge porque hacen un mal trabajo y quieren cobrar mucho dinero por él. Por ello, es importante que evaluéis bien el profesionalismo de los cerrajeros antes de contratar sus servicios.

¿Por qué existen los cerrajeros timadores?

Los cerrajeros timadores existen porque es muy fácil engañar a las personas por medio de un servicio de cerrajería. Estas personas acostumbran colocar anuncios en las puertas de los portales, para que los llaméis durante una emergencia. Es lamentable que este sector esté lleno de intrusismo laboral, pues deshonra a aquellos cerrajeros profesionales que hacen muy bien su trabajo.

Cómo saber que un cerrajero es profesional

Un buen cerrajero siempre deberá tener una sede y un teléfono, en caso de que no lo tenga, debéis dudar de él de inmediato. Lo más probable es que no sea un profesional, sino un estafador. Además, es importante que busquéis su información en internet si tenéis tiempo, pues ver las opiniones sobre él os ayudará a saber si vale la pena contratarlo.

Un cerrajero debe tener una buena oferta de servicios

Probablemente estáis acostumbrados a ver el servicio de un cerrajero como algo de emergencia para un asunto específico. Pero, lo cierto es que un buen cerrajero también debe ofrecer una gran variedad de servicios para su cliente, por ejemplo, debe saber de instalar otros sistemas de seguridad o instalar ventanas. Por ello, cuando busquéis una empresa de cerrajería, debéis fijaros bien en los demás servicios que ofrece para clasificarla como una de confianza.

Buscad el certificado de calidad

Debido a que el sector de la cerrajería dispone de mucho intrusismo, se ha elaborado un certificado de calidad para aseguraros que el servicio que vais a obtener es óptimo y viene de las manos de un profesional.

Dada la importancia de este certificado, muchas empresas de seguridad tratan de mostrarlos tanto en la publicidad como en sus páginas web. El certificado de la unión de cerrajeros de seguridad (UCES) es uno de los más importantes. No obstante, existen otros certificados que también son importantes como el de arbitraje de consumo, habitissimo, Loch security cerrajeros y cerrajeros o.

Deben ofrecer presupuesto sin compromiso

Una buena empresa de cerrajería siempre deberá ofreceros un presupuesto orientativo. En caso de que el caso sea muy específico, os dará el presupuesto final con anticipación. La incertidumbre con el presupuesto se debe a que cuando el cerrajero llega a vuestra casa o negocio puede observar que el trabajo es más sencillo o más difícil del que habéis descrito por el teléfono. Podéis confiar en los cerrajeros que os ofrecen un buen precio, pues seguramente os lo rebajarán. Pero, en caso de que os haya dado un presupuesto bajo y luego os lo suba cuando vea la realidad de vuestra situación, tenéis la opción de denegar el servicio. Recordad que el pago debéis realizarlo luego de que se haga la mano de obra.

Por otro lado, están los cerrajeros timadores, que os ofrecen el presupuesto y luego no realizan el trabajo. Es por esto que os recomendamos cancelar el servicio una vez que estéis satisfechos con él y no abandonar a estos cerrajeros en su supuesto trabajo hasta que no hayáis comprobado que lo han hecho bien. Hasta que no podáis comprobar que la obra se haya realizado correctamente, no debéis pagar nada. Además, debéis pedir siempre la factura, pues con ella podéis realizar cualquier reclamo en caso de que el trabajo se dañe al poco tiempo. Si no tenéis factura, es muy probable que os hayan estafado.

Recordad, si la empresa de cerrajería no os da confianza por uno u otro motivo, lo mejor es que contratéis a otra empresa. Para eso existen muchísimas opciones de cerrajería en todas las ciudades. Lo más importante es que recibáis un buen servicio al mejor precio. Además, si os ha gustado el servicio, guardad el número del cerrajero, para que realice un nuevo trabajo en el futuro. Esto incrementará vuestra confianza y os evitaréis estar ante un timador.