¿El seguro costea la factura del cerrajero?

Existen muchos tipos de seguros para el hogar y todo dependen de que lo que se haya acordado en el contrato y del plan de protección que ofrezca la compañía aseguradora, no obstante, por lo común los seguros cubren y respaldan los elementos de cerrajería de los hogares. Es importante aclarar que no todas las facturas de los cerrajeros son reembolsadas por el seguro, por ello a continuación mencionaremos en qué casos y situaciones podemos contar con el seguro para pagar la factura del profesional de la cerrajería.

¿Cuándo el seguro de hogar cubrirá la factura del cerrajero?

Lo primordial que debemos realizar es indagar si la póliza del seguro contratado para la protección del hogar abarca los servicios de cerrajería. Si la póliza engloba la mano de obra de los cerrajeros, el seguro cubrirá los honorarios de estos profesionales en las siguientes situaciones: Cuando debas llamar a un cerrajero para abrir la puerta de tu vivienda debido a que olvidaste la llave dentro de la misma o si extraviaste o se te fueron sustraídas dichas llaves. También podemos contar con el seguro para aquellas ocasiones en donde fue saboteada la cerradura de nuestro hogar, como por ejemplo cuando vierten sobre la ranura de llave silicona para impedir la entrada de este elemento y de esta manera inutilizan la cerradura. De los casos mencionados previamente podemos analizar que el seguro cubre los servicios de un cerrajero cuando este acudió a la vivienda por perjuicios causados a la cerradura por factores externos.

¿En qué situaciones el seguro no cubre la factura del cerrajero?

Cuando los problemas con la cerradura no este relacionados con factores externos y ajenos al propietario, el seguro no cubrirá dichos costos, es decir, las cerraduras disfuncionales producto del envejecimiento y deterioro de las mismas no se abarcan dentro de la póliza del seguro, por ello si contrataras a un cerrajero para la instalación de una nueva cerradura en reemplazo de la vieja y obsoleta deberás costear por tu propia cuenta todos los gastos relacionados con esta operación.

¿Cómo pedir al seguro que cubra la factura?

Te sugerimos que antes de llamar a un cerrajero para resolver el problema de cerrajería que se presenta en tu casa, oficina o negocio protegido por una empresa aseguradora, infórmate sobre los requerimientos y requisitos que exige el seguro para poder cubrir los gastos de cerrajería. Dependiendo de la empresa aseguradora contratada, los requisitos y estatutos son muy diferentes. La gran mayoría de los seguros no permite la contratación de cerrajeros particulares e independientes, ya que estas empresas aseguradoras cuentan con su propio equipo de cerrajeros para sus clientes, por lo que si tu seguro posee esta política deberás contactar con la empresa aseguradora para que envíen de inmediato a un profesional a tu vivienda.

Dado a la gran demanda de trabajos que posee los cerrajeros ligados a las aseguradoras, en ocasiones estos profesionales no se encuentran disponibles para resolver tu problema, por ello la empresa te solicitara que contactes a un cerrajero particular, el cual deberás pagar y posteriormente el seguro se encargara de reembolsarte la factura en los próximos días.

Razones por las que es mejor llamar cerrajero 24 horas y no al del seguro

Si bien la ventaja de los seguros que disponen de sus propios cerrajeros es que no deberás pagar en lo absoluto los servicios de este profesional ya que la empresa se encargara de todo el trámite, el problema con este sistema radica en que el profesional de la cerrajería puede tardarse un gran periodo de tiempo en acudir a tu hogar y en ocasiones, estos no están disponibles durante horas de la noche o de la madrugada. Estas desventajas argumentan la recomendación de contratar a un seguro que te brinde la oportunidad de contactar con cerrajeros particulares.

En su gran mayoría, los cerrajeros particulares o independientes trabajan durante las 24 horas del día y los 365 días del año, además acuden de inmediato y sin contratiempo a tu residencia, lo que supone una amplia ventaja a los cerrajeros de las empresas aseguradoras. Perder la llave de la vivienda es un inconveniente que imposibilita el acceso al recinto, y si sumado a este problema añadimos la existencia de adultos mayores o niños en el interior de la vivienda el problema se torna más grave y requiere de una inmediata y rápida solución, por ende, los clientes no pueden esperar a que el seguro tarde en enviar a sus cerrajeros y se requiere contactar a un cerrajero de 24 horas quien garantiza la inmediatez y premura del servicio.

¿El seguro los daños producidos por el vandalismo?

En los párrafos anteriores se mencionó que el seguro cubre los perjuicios y daños realizados a las puertas y cerraduras por agentes externos y no relacionados con los factores de desgaste intrínseco de las mismas, por lo que resulta obvio que cuando se trata de vandalismo y actos delictivos que causen daños importantes a la puerta o cerradura de la vivienda, la empresa asegurara tiene el deber de cubrir todos los gastos que supone la reparación de los resultados producidos por los actos vandálicos.

Puede el cerrajero mentir en el motivo de la factura

Lamentablemente, las normativas estrictas y requerimientos exigentes estipulados por los seguros en cuanto a la póliza de los elementos de cerrajería del hogar se deben a las conductas desmedidas y estafadoras de algunas personas, quienes se aprovechan de los seguros para realizar cambios de cerraduras gratuitos. Estos clientes contactan con un cerrajero particular para la sustitución de la cerradura por cuestiones de estética o caprichos, y luego de haber terminado la labor intentar persuadir a los profesionales de la cerrajería para que al momento de redactar la factura mientan en el motivo de ejecución de dicho trabajo, de esta manera le indican al profesional que explique la labor se requería por la pérdida o robo de las llaves. Estas conductas y trampas deben ser penalizadas y repudiadas, ya que dichas mentiras provocan gastos y pérdidas para el seguro, además de que es una actitud deshonrosa.